Un villafranquino gana el primer Premio de Atenci贸n al Paciente por su creaci贸n de un ap贸sito de alta resistencia especial para peregrinos

Un villafranquino gana el primer Premio de Atenci贸n al Paciente por su creaci贸n de un ap贸sito de alta resistencia especial para peregrinos

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de León ha celebrado este lunes la Asamblea General Ordinaria, en la que su presidente, Javier Herradón Muñoz, y la farmacéutica vocal de Atención al Paciente, Graciela Currás Martínez, han entregado el primer Premio Atención al Paciente al farmacéutico al berciano José Andrés Pérez Enríquez, por su apósito de alta resistencia para el tratamiento de ampollas, úlceras, cicatrices o quemaduras, principalmente dirigido a los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. El objetivo de este premio es resaltar públicamente la actuación de personas, instituciones o colectivos que se han distinguido por su labor profesional o social para con los pacientes, de acuerdo con las Bases aprobadas en la Asamblea General Ordinaria celebrada el 1 de diciembre de 2015.

Según el farmacéutico de la zona básica de salud de Villafranca del Bierzo, el proyecto surgió ante la detección del problema de salud acuciante en los peregrinos que pasan por la provincia, quienes acuden a la oficina de farmacia en busca de una solución a las ampollas generadas durante la marcha. Según José Andrés Pérez “las circunstancias especiales de la actividad diaria del caminante pueden generar la infección de una herida en el mismo momento de la ruptura de la piel que la protege ya que pasamos de un medio estéril, a una sepsis parcial en poco tiempo, por lo que es necesario mantener la lesión seca y aislada de agentes contaminantes”.

Las características del SUPRATAPE hacen que mantenga alta resistencia ante temperaturas elevadas, gran humedad y fricción, por lo que absorbe el exudado rápidamente y aísla la herida. La silicona que rodea al apósito impide el rozamiento, generando confort y evitando complicaciones, y la amplitud del tape favorece la correcta fijación, lo que acelera el proceso de curación. “Las gasas y tiritas no son convenientes ante este tipo de lesiones, dado que la microfricción ejercida en la ampolla por éstas agravará más el problema y el mantenimiento de la humedad que provocan puede generar una úlcera” afirma el farmacéutico, quien se lanzó a dar solución a la inefectividad del resto de apósitos del mercado.

Desde el Colegio de Farmacéuticos se ha querido premiar el trabajo y dedicación a la mejora de la calidad de vida del paciente y la atención precisa a los peregrinos. “La labor del farmacéutico va más allá de la dispensación, sobre todo en la farmacia rural. Somos el agente sanitario más cercano a la población, por lo que la prevención y cuidado de la salud de nuestros pacientes es una prioridad. Caminamos hacia una labor asistencial más personalizada y acciones como el diseño de este apósito deben ser reconocidas”, afirma el Presidente de la institución colegial Javier Herradón Muñoz.

Fuente: www.elbierzodigital.com